Ads 468x60px

miércoles, 2 de enero de 2013

La importancia de efectuar investigaciones independientes sobre “respuesta sexual humana”.

Sexualidad de la Nueva Era - La  mayoría de preguntas referentes a la forma de controlar los niveles de excitación y desencadenar diferentes tipos de orgasmos y eyaculaciones no pueden ser respondidas por la sexología tradicional (investigadores de América y Europa) porque ellos no disponen de conocimientos profundos sobre el tema, la única forma de obtener respuestas es accediendo a los conocimientos tántricos y taoístas.  

A nivel mundial no existe “Titulación Académica en sexualidad oriental” (no hay ninguna Universidad que enseñe estos conocimientos), el estudio y dominio de la sexualidad tántrica - taoísta es un tema inédito.  

Los profesionales en sexología lo desconocen. Para aprenderlo es imprescindible efectuar investigaciones independientes hasta alcanzar un aceptable “dominio teórico - práctico”, y ésta es la razón por la cual pocas personas están capacitadas para ofrecer un programa de educación que incluya los conocimientos sexuales orientales, tan importantes para la formación integral de hombres y mujeres.
 
Hay que estar consientes que la sexualidad humana tiene componentes objetivos y subjetivos.

La ciencia estudia los componentes objetivos (principalmente físicos) mientras que el tantra y el taoísmo estudian los componentes subjetivos (emociones, sentimientos, energía, nivel de consciencia, espiritualidad, etc).

Es más sencillo estudiar los componentes objetivos porque son más fáciles de comprobar a diferencia de los componentes subjetivos que son más difíciles.

Pero porque los componentes subjetivos sean más difíciles de comprobar no quiere decir que no existan.

Nos podemos dar cuenta entonces de la importancia de efectuar investigaciones independientes sobre “respuesta sexual humana”, de tal forma de no solamente considerar los conocimientos sexuales occidentales (conocimientos originados en los países de América y Europa), sino también considerar los conocimientos sexuales orientales (conocimientos originados en algunos países Asiáticos).

Es importante saber además que los “conocimientos sexuales” tántricos y taoístas no están relacionados con ninguna religión o con algún Dios, se trata de una filosofía, es decir una forma de pensar basada en investigaciones y conclusiones realizadas desde épocas milenarias.

Algunas personas pueden suponer que los habitantes de China e India disponen de conocimientos avanzados sobre sexualidad, debido a que el taoísmo y el tantra se originaron en estos países, y no es así, el tema del sexo todavía constituye un tabú que impide la implementación de programas de educación sexual que integren estos conocimientos.

Ventajosamente el resto del mundo sí dispone de los documentos tántricos y taoístas que para alegría de muchos han sido traducidos a diferentes idiomas y dependiendo del lugar en el que vivamos podemos tener mayor o menor acceso a ellos.

En conclusión: Los estudios científicos sobre respuesta sexual humana (se iniciaron en 1948 con el llamado informe Kinsey) tienen una antigüedad de alrededor de 65 años, el Taoísmo tienen una antigüedad de más de 2.000 años y del Tantra también tiene una antigüedad de más de 2.000 años.

Entonces podemos efectuar una comparación:

Entre los 65 años de información que nos brindan los conocimientos científicos (referente al tema respuesta sexual humana), con la información de más de 4.000 años presente en los documentos orientales (que podemos obtener mediante la investigación independiente).